Conmemoración del Día Mundial de la Acción contra el Sida 2018

MENSAJE DEL SECRETARIO GENERAL CON OCASIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA ACCIÓN

1 de diciembre de 2018

Treinta años después del primer Día Mundial de la acción contra el Sida, la respuesta al VIH se encuentra ante una encrucijada. El camino que escojamos definirá el curso de la epidemia: ¿pondremos fin al sida de aquí a 2030 o tendrán que seguir las generaciones futuras soportando la carga de esta devastadora enfermedad?

Son más de 77 millones las personas que han resultado infectadas por el VIH, y más de 35 millones las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el sida. Se han hecho progresos enormes en cuanto al diagnóstico y el tratamiento, y gracias a los esfuerzos de prevención se han evitado millones de nuevas infecciones.

No obstante, el ritmo del avance no es acorde con la ambición mundial. El número de infecciones por el VIH no disminuye con suficiente rapidez. Algunas regiones se están quedando rezagadas, y los recursos financieros son insuficientes. El estigma y la discriminación siguen impidiendo que se avance, especialmente en los grupos de población clave —como los hombres gais y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las trabajadoras y trabajadores sexuales, las personas transgénero, las personas que se inyectan drogas, las reclusas y reclusos y las personas migrantes— y las mujeres jóvenes y las adolescentes. Además, una de cada cuatro personas que viven con el VIH no saben que tienen el virus, lo que les impide tomar decisiones informadas sobre prevención, tratamiento y otros servicios de atención y apoyo.

Todavía queda tiempo para generalizar la realización de las pruebas del VIH, para posibilitar el acceso de un mayor número de personas al tratamiento, para destinar más recursos a la prevención de nuevas infecciones, y para acabar con el estigma. En este momento tan crítico, debemos tomar el camino correcto.

ONUSIDA

ONU rinde tributo a Kofi Annan por su labor contra el VIH

La Organización de Naciones Unidas (ONU) rindió un homenaje este viernes al desaparecido séptimo exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, en un evento celebrado en una sesión especial de la Asamblea General ONU.


En la gala honorifica Antonio Guterres, secretario general de la ONU exaltó la loable labor de este diplomático ghanés, haciendo énfasis en los esfuerzos que éste puso de manifiesto en la lucha contra el VIH-SIDA en el mundo.

“Su defensa personal para movilizar una respuesta global a la epidemia del VIH-SIDA salvó millones de vidas, sus esfuerzos por articular los Objetivos de Desarrollo del Milenio convocaron a muchos y allanó el camino para la Agenda 2030”, dijo.

Asimismo, Guterres reconoció las virtudes humanas y éticas que acompañaron a Annan durante su permanencia en ONU-SIDA, función que ejerció con responsabilidad enlazando un eje para el respeto y entendimiento de la humanidad.

“Él era extraordinariamente cálido y asequible, tenía la habilidad de formar equipos sólidos y ganar su lealtad dándoles espacio para que dieran lo mejor de sí”, manifestó Guterres.

En este sentido, Annan fue reconocido con el premio Nobel de la Paz como un recordatorio de su importante trabajo en las lides de la lucha contra la propagación del VIH y la dignificación de las personas que viven con este diagnóstico médico.

“En un mundo de impunidad y traspasos, su disposición a aceptar los reveses fue refrescante, y su voz moral condujo hacia entendimientos sobre la defensa de nuestra humanidad común, expresó Guterres.

Javier Eduardo Méndez – @javowardo / Coordinación de Comunicación VeneDiver

César Sequera: “Otros han tenido que irse del país, tratando de salvar sus vidas”

César Sequera, trabajador social y teólogo de profesión, defensor de los derechos LGBTI por vocación, nacido en Caracas, capital de Venezuela, se define como un hombre humilde y de perseverante estabilidad sentimental, pues tiene 15 años con su pareja, ha hecho carrera en el mundo de la salud venezolana, empalmando todas sus pasiones en pro del Colectivo LGBTI venezolano.


Sequera es un resiliente a fuerza, ya que al enterarse que contrajo VIH, decidió enfilar su condición médica a proteger y colaborar con la causa de los Derechos Humanos en Venezuela.

 

 

En entrevista exclusiva para Venezuela Diversa este auténtico defensor de los Derechos de la Comunidad LGBTI nos concedió la oportunidad de adentrarnos en su vida personal y en su lucha por la reivindicación y la visibilidad del Colectivo Gay. 

¿Qué le motivó a convertirse en defensor de Derechos Humanos? Fue en el año 1993 y 1994 cuando en una clínica donde laboraba, por iniciativa propia me realicé un perfil 20, se vulneran mis derechos de confidencialidad ya que sin mi consentimiento me realizan una prueba de VIH, resultando positivo, no se me informa de mi situación sino a mis familiares, es así como me entero de mi situación o estatus VIH+, buscando ayuda ante mi situación ubico por la prensa las reuniones que estaba iniciando el Movimiento Ambiente de Venezuela (MAV) me uno a sus filas y formo parte de unos de los integrantes de su fundación y desde allí comienza mi trabajo como Activista en DD.HH.

Menciona algunas de las principales dificultades (personales, familiares, públicas), que has tenido como defensor de derechos humanos ¿Has convertido estas dificultades en oportunidades para crecer como persona? ¿Cómo lo has hecho? (En caso de ser afirmativa la respuesta anterior) La competencia insana de creerse mejor que los demás enturbiando el trabajo que realizas de algunos activistas tanto de DD.HH. como LGBTI, aunado a las críticas feroces y mordaces de un clero católico romano que cuestiona tus planteamientos ante la realización pública de una bendición de parejas dirigiéndose a mi superior para que no continúe la labor o sea expulsado, esto me lleva a seguir adelante y con mucha firmeza.

¿Cómo describes y qué opinas de la situación actual de Venezuela? Ante la crisis todo es caos, desilusión e incertidumbre, los servicios básicos de luz, agua y electricidad han colapsado y fallan ininterrumpidamente, en los hospitales fallan los insumos clínicos, hasta los pacientes deben comprar los medicamentos para ser atendidos y cumplir con la rutina de su tratamiento, pacientes con enfermedades crónicas como VIH sin tratamiento desde hace tres meses, el transporte público es bastante escaso, ante la paradas se pueden esperar de 3 a 4 horas para llegar a tu destino, los precios de los alimentos de la canasta básicos súper elevados, vas hoy al supermercado y consigues un producto con un precio al ir al siguiente día aparece con otro y triplicado, la falta de efectivo haces 3 horas de cola en los bancos solo para obtener 40 mil bolívares que no cubren la demanda para los pasajes.

Este apasionado dirigente gay ha sorteado las vejaciones y vicisitudes que la vida le ha presentado, afirma que Venezuela se encuentra sumergida en una gran crisis en términos generales.

 

Siendo parte de la comunidad LGBTI, ¿Cómo afrontas esta situación que describe? Con mucha desesperanza ya que dentro de la sociedad somos el eslabón más vejado, discriminado y estigmatizado, pero dada mi fortaleza espiritual continúo hacia adelante en que las cosas cambiarán para bien muy prontamente.

¿Qué diagnóstico puede hacer de la situación de las personas LGBTI en Venezuela y que impacto tiene sobre aquellos que viven en condiciones de pobreza y mayor vulnerabilidad? 

Ante la crisis que nos aqueja,  reconociendo desde mi postura que tanto factores externos como internos la están produciendo, de un 100% el Gobierno tiene un 90% pues no quiere reconocer que el tipo de modelo económico no ha sido el más acertado, afectando a todos los venezolanos, en especial a la Comunidad LGBTI que no están incluidos dentro de las políticas sociales que se ha estado adelantando como lo es la Misión Vivienda, Hogares de la Patria donde sólo son beneficiados la familia y no las familias como lo especifica la Constitución de Venezuela en su artículo 75, si un LGBTI es soltero y no está dentro de un núcleo familiar no recibe ningún beneficio, esto es discriminación y violación al derecho a la alimentación y la vivienda ya que deben protegerse para ser beneficiados, no permitiéndole el libre desenvolvimiento de su personalidad, aunque son pocos los casos, hay quienes no son incluidos y sufren los embates no sólo de la discriminación y el estigma sino de garantizársele la alimentación y la vivienda.

Como VIH+ Sequera ha sufrido la escasez de medicamentos y tratamientos para esta situación médica, pues en el país no se están distribuyendo los retrovirales para controlar y resguardar la salud de estas personas.

 

La situación de salud de las personas que tienen enfermedades crónicas en Venezuela es muy compleja. Siendo el VIH/SIDA una condición que afecta a algunos miembros de la población LGBTI. ¿Cómo describes la situación de las personas gays, bisexuales y trans que viven con VIH/SIDA? ¿Qué repercusiones podríamos tener si continua está situación, sumada a la ausencia de programas de prevención y riesgo para que la población LGBTI evite contraer VIH/SIDA?

Muchas personas han muerto a causa de las graves fallas de antirretrovirales y tratamiento para enfermedades oportunistas, otros han tenido que irse del país, tratando de salvar sus vidas dadas fallas no solo en tratamiento, sino al sistema de salud ya que no existen los insumos necesarios para salvar al paciente ante una enfermedad oportunista y quienes continuamos aquí, luchamos arriesgándonos a morir, pero siendo una voz de protesta de quienes no lo hacen ante esta debacle.

El ministro de Salud, Carlos Alvarado González, se ha hecho de oídos sordos y ante organismos multilaterales cínicamente han manifestado que en nuestro país todo está bien y que se garantizan y se entregan regularmente todos los medicamentos antirretrovirales y para enfermedades oportunistas, siendo esto totalmente falso.

¿Cree que estamos en un buen momento para posicionar y retomar una agenda de incidencia a favor de los derechos de personas LGBTI ante AN? ¿Crees que las exigencias de las personas LGBTI están dentro de las prioridades y planes del Poder Legislativo? Creo que sería imperioso e importante retomar la agenda de incidencia, a pesar de la polarización, o la crisis en la cual estamos sumergidos, aunque ellos alegan que no son prioritarios.

¿Como ves a la sociedad venezolana en relación a las personas LGBTI, Consideras que hemos avanzado en visibilidad y que tenemos más aliados actualmente? ¿Qué podrías decir aquellas personas y/o funcionarios públicos que dicen que “En Venezuela tenemos otros problemas más graves, que ocuparnos del matrimonio igualitario y derecho a la identidad de las personas trans”?

Existe una moral hipócrita-pacata donde legisladores dicen que Venezuela no está preparada para poner en el tapete temas álgidos como el matrimonio igualitario, el derecho a la identidad trans y el aborto, la sociedad venezolana si está preparada, quienes no lo están son nuestros legisladores que desde sus prejuicios morales y fundamentalistas obstruyen que existan leyes a favor, con las manifestaciones públicas que grupos LGBTI han realizado la mentalidad de la sociedad venezolana es otra, no así de quienes nos legislan que siguen colocando trabas que mantienen una visión sexista heteronormativa fundamentalista de lo que es el espectro de la Diversidad Sexual.

Frente al escenario, político, económico y social que vivimos, y nos has venido describiendo. ¿Cuáles son los principales desafíos que los defensores y organizaciones LGBTI deben asumir? ¿Crees que la situación país obstaculiza el trabajo de las organizaciones? ¿Contamos con organizaciones fortalecidas (Recuso Humano/ Infraestructura / Recursos Económicos) para asumir dichos retos? 

Ante la crisis venezolana se mantiene la lucha pero es titánica y ardua porque debes cubrir tus necesidades básicas que por lo momentos no está garantizado, es la lucha por la sobrevivencia, esto obstaculiza el trabajo que se ha venido realizando, además que muchas ONG no están fortalecidas con un Recurso Humano completo, algunas poseen infraestructura pero sin recursos económicos para cumplir con sus objetivos y metas.

¿Crees, que las organizaciones y defensores/as deben revisar, ampliar y retomar la denominada Agenda LGBTI del año 2010? Sería muy positivo que se retomara dicha agenda, pero ante la polarización muy marcada de ambos grupos creo que no habría un consenso amplio para colocarla en el tapete y pedir sea cumplida, muchos Activistas tanto de la oposición como el oficialismo han emigrado, buscando nuevas alternativas económicas, políticas y sociales para sus vidas, queda un grupo del oficialismo que rinden pleitesía al gobierno olvidando que los gobiernos pasan y quedan los ciudadanos y no demandan políticas públicas, serias, coherentes para el bien de ellos mismos y del colectivo el cual dicen representar.

¿Qué mensaje darías a las nuevas generaciones de LGBTI y a los activistas emergentes, en el marco de la conmemoración del 28 junio? ¿Cuáles son los principales desafíos que entorno a la unidad del movimiento tenemos para fortalecer a la comunidad LGBTI, construir alianzas y puntos de encuentro desde nuestra diversidad y alcanzar mayor reconocimiento e inclusión social? 

No debemos olvidar lo que se ha realizado en el pasado, insana costumbre de invisibilizar lo que activistas anteriores realizaron marcando el camino que hoy día tienen los activistas emergentes, es ver que las diferencias son necesarias e importantes, dejarlas a un lado y ante los puntos de coincidencia realizar alianzas estratégicas para la lucha en común de sus derechos más elementales, por ahora en Venezuela no hay nada que celebrar hasta que se tome conciencia de que la lucha política no se da cuando la justicia social, la equidad arrope a todos los LGBTI, iguales derechos, iguales garantías sin discriminación alguna.

Javier Eduardo Méndez – @javowardo / Coordinación de Comunicación VeneDiver

 

 

Lluvia y crisis empapan la marcha y el Orgullo LGBTI en Venezuela

Este domingo se celebró en Venezuela la Marcha del Orgullo 2018, la tradicional manifestación de visibilidad y reclamo de la población de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y transgénero, quienes salieron a las calles a demostrar el empoderamiento que algunos afirman les ha dado la revolución que lidera el país suramericano.


El desfile por los derechos en Caracas, capital de Venezuela, inició su recorrido en el este de la ciudad desde la estación del metro Miranda, con una multitud no tan numerosa como en años anteriores, “18 años rompiendo el Closet”, fue el lema que acompañó la macha de este año, slogan que insinúa un proceso de visibilidad y logro de derechos que nadie asume y que no existe.

La atmósfera festiva estuvo ausente en esta manifestación, la celebración por los derechos obtenidos para y por la Comunidad LGBTI hubiese sido absurda, pues Venezuela es la región más atrasada en Latinoamérica en términos de logros sociales y legislativos, el matrimonio igualitario, la adopción por parte de las familias homoparentales, el cambio de nombre registral, son avances que ni siquiera están en formal discusión para ser aprobados en ningún ente del Gobierno venezolano.

La logística de la movilización se vio empañada por las constantes lluvias que mantuvieron paralizada la caminata por casi tres horas; a pesar de las desfavorables condiciones climáticas, cientos de personas del Colectivo LGBTI, decidieron alzar la voz ante la desidia en la que se encuentra sumergida esta minoría.

La crisis ha estrangulado la calidad de vida que gozaban los LGBTI venezolanos, hoy en día la precaria situación ha impulsado a muchos a migrar del país, sobre todo aquellos en condición médica comprometida con VIH/Sida, pues los tratamientos retrovirales escasean en Venezuela.

Javier Eduardo Méndez – @javowardo / Coordinación de Comunicación VeneDiver

Somos una organización de carácter social, promotora del respeto a la dignidad humana que nace el 15 de agosto de 2007, con la finalidad de promover y defender los derechos humanos de las personas Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans e Intersexuales en Venezuela.

J-296063737

Escríbenos





Nuestros contactos

Caracas, Venezuela

+58-212-000.00.00

venezueladiversa@gmail.com